En la batalla electoral hubo heridos, premios, castigos y sorpresas

En la batalla electoral hubo heridos, premios, castigos y sorpresas

Cierres de listas: los dueños de las ambulancias tendrán trabajo. Ganaron Massa, Vidal, La Cámpora y Carrió.


No pasó aún una semana del vertiginoso cierre de listas para las PASO nacionales del 11 de agosto y en los principales campamentos políticos se siguen contabilizando ganadores y heridos de las listas. Se hace provincia por provincia. A nivel general, las aventuras presidenciales que amenazaban con una interna quedaron en esa combinación: aventura y amenaza. 

La última “bajada” de renombre fue la de Daniel Scioli. Lo del ex gobernador será caso de estudio. Después de haber quedado a unos pocos puntos de ser presidente en la última elección, no sólo no consiguió entrar a la interna K. Nadie lo mencionó siquiera como una alternativa para la gobernación, un cargo que él ocupó por ocho años y donde hubo vacantes reconocidas en varias fuerzas.

La otra polémica en cuanto a la presidencial es la candidatura de José Luis Espert, el economista mediático que pasó de showman televisivo a inesperado rival para Mauricio Macri. El “robo” sobre la hora del partido de Alberto Assef (UNIR) que le daba sustengo legal a la alianza Despertar, reveló el nivel de preocupación que genera este espacio en el oficialismo.

En paralelo, quedaron confirmadas las listas de los 24 distritos. Aquí, un repaso de las claves de las peleas en los principales territorios.

 

Buenos Aires provincia
Se renuevan 35 bancas: 12 del FPV-PJ, 12 de Cambiemos, 6 de UNA (ex massitas), 2 Red por Argentina (Solá), 1 Justicialista, 1 Peronismo para la Victoria, 1 FIT).

El Frente de Todos hizo quizás el movimiento más osado. Premió con la cabeza de lista al repatriado Sergio Massa, quien asegura que manejará la Cámara baja nacional en caso de ganar. Alberto Fernández, el jefe formal del espacio, dijo que eso aún está por verse. Pero más allá de ese futuro, en el presente el líder del FR consiguió lugares expectables en la boleta para otros tres dirigentes de su espacio: Cecilia Moreau (6°), Ramiro Gutiérrez (13°) y Alicia Aparicio (16°).

También La Cámpora quedó entre los ganadores, con el jefe Máximo Kirchner (5°), Luana Volnovich (2°), Andrés Larroque (5), Florencia Lampreabe (8), Wado de Pedro (9) y Daniel Vilar (12).

Como perdedores, en general, quedaron los intendentes. Más que por el cierre nacional, por la Provincia y los municipios. Los jefe comunales debieron bancarse la proclamación de Axel Kicillof, más allá de que pusieron a una de los suyos como vice (la matancera Verónica Magario).

En Cambiemos, también hubo sorpresas. Si bien se confirmó la candidatura como cabeza de lista de Cristian Ritondo, pocos esperaban la nominada al segundo lugar: María Luján Rey, madre de una de las víctimas de Once. 

Entre los perdedores, habrá que anotar a Emilio Monzó, más allá de que ubicó cuarta a Silvia Lospenatto y noveno Sebastián García de Luca en la lista de diputados nacionales. El resto de su gente fue barrida de las listas. Y otro castigado fue Daniel Angelici: Daniel Lipovetsky, cara visible del PRO dentro de los “verdes”, fue bajado a legislador provincial.

 

Buenos Aires ciudad
Se renuevan 12 bancas: 6 Cambiemos, 3 FPV-PJ, 2 UNA y 1 Libres del Sur.

Uno de los cierres más osados fue el de Horacio Rodríguez Larreta. Con el objetivo de ganar en primera vuelta, no sólo metió en su lista a Martín Lousteau (acaso dándole un trampolín para pelear por la Ciudad en 2023), sino que para incluir en su espacio al Socialismo y otros aliados, cederá varios espacios de la Legislatura para gente propia.

En el Frente de Todos, también intentaron hacer un cierre amplio. Fue uno de los pocos lugares donde talló Alberto Fernández, el candidato presidencial K, relegado en otras provincias. Fue el ex jefe de Gabinete el que premió al debutante Matías Lammens. El resto de los aspirantes y repatriados K que tuvieron recompensa fueron Mariano Recalde (seguramente entrará como senador por la minoría) y Pino Solanas, cabeza de lista para diputados. Entre los perdedores, habrá que anotar a Victoria Donda (va cuarta para la Cámara baja) y el operador Eduardo Valdés (quinto). Ambos quedaron en puestos expectantes, pero no seguros de ingresar.

Córdoba
Se renuevan 9 bancas: 5 Cambiemos, 1 FPV-PJ, 1 Córdoba Federal, 1 Córdoba Trabajo y Producción, 1 FORJA.

Segundo distrito electoral del país, fue clave para la victoria de Macri en 2015. El antecedente del comicio provincial, donde arrasó el gobernador Juan Schiaretti y Cambiemos hizo agua, dividido, es una advertencia para el Gobierno.

Pero ahora se movieron las piezas: el que va dividido es el peronismo. El Frente de Todos tendrá su lista K y la alianza que permitió la reelección del mandatario (Hacemos por Córdoba) va con lista corta. Una gentileza, para no arrastrar votos a los Fernández. El jefe del PJ de Córdoba, Carlos Caserio, flamante jefe del bloque justicialista que dejó Miguel Pichetto en el Senado, avisó de todos modos que hará campaña para la ex presidente.

Del lado de Juntos por el Cambio, el camino fue inverso. Hubo finalmente acuerdo y el radicalismo, el juecisimo y el macrismo van en una sola lista. La encabezará Mario Negri, el radical que conduce el interbloque de Diputados y que logró torcer una máxima de Marcos Peña: aunque haya sido candidato a gobernador (quedó detrás de Schiaretti, y aventajó a su correligionario Ramón Mestre), podría repetir para legislador.

Hay más casos así.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...