El GCBA envió a sus hogares a 80 personas que estaban aisladas en hoteles

El GCBA envió a sus hogares a 80 personas que estaban aisladas en hoteles

Este grupo se suma a los 334 que ya habían sido trasladados a sus domicilios para continuar con el aislamiento social obligatorio.


Durante la jornada del domingo fueron derivadas a sus hogares otras 80 personas tras realizarles el sábado el hisopado correspondiente, mientras que sólo dos casos resultaron positivos, por lo que dichas personas continuarán con los tratamientos adecuados. Este grupo se suma a los 334 que ya habían sido trasladados a sus domicilios para continuar con el aislamiento social obligatorio.

A la vez, el Ministerio de Salud porteño efectuó el testeo rápido a otros 400 de los 2200 pasajeros que llegaron de países de riesgo y se encuentran alojados en 20 hoteles. El mecanismo continuó con aquellos que ya cumplieron con los primeros siete días de distanciamiento social, priorizando a los adultos mayores y aquellos que sufren comorbilidades.

Al respecto, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó por qué se toma el período de entre siete y nueve días para comenzar a efectuar los hisopados.

“Al tratarse de personas sin síntomas no tenía sentido testearlas antes porque la muestras difícilmente iban a reflejar la realidad. Habiendo dejado correr una semana, ahora sí aquellos que tengan resultados negativos serán enviados a sus hogares, donde continuarán cumpliendo el distanciamiento social con un seguimiento de nuestros equipos”, manifestó.

A su vez, Quirós explicó la importancia de garantizar el distanciamiento social de los miles de pasajeros que fueron arribando al país en los últimos días.

“Cuando comenzó la emergencia vimos que cada día que pasaba aumentaba la tasa de enfermos en los aviones, por eso tomamos la decisión de aislar en hoteles a los pasajeros que llegaban al país. No podíamos permitir que cada repatriación impactara de manera significativa en la carga operativa de nuestra red de hospitales”, argumentó.

Y por último, graficó que este accionar responde a uno de los tres ejes fundamentales de la estrategia de supresión que lleva adelante la Ciudad: la identificación y el aislamiento precoz de las personas de riesgo.

“Entendemos las complicaciones que se pueden ocasionar al volver de un viaje y estar obligado a permanecer en un hotel por varios días, pero este es sin dudas el núcleo de la enfermedad. Hay gente que la tiene, la cursa y que es un riesgo para los demás y no para ellos mismos. Son aquellos que transitan la enfermedad estando bien clínicamente. Esas personas no precisan cuidado médico pero sí estar aislados. Ellos son, básicamente, los que están alojados en los hoteles”, finalizó.

Hasta el momento, el Gobierno de la Ciudad trasladó a una veintena de hoteles a 2312 pasajeros provenientes de vuelos críticos de Estados Unidos, Europa, Brasil, Chile y Panamá.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...