El comunicado de Vicentín: no aclares, que oscurece

El comunicado de Vicentín: no aclares, que oscurece

La empresa cerealera que consiguió millonario del Banco Nación en la época de Macri salió a defenderse.


La situación de la empresa Vicentín es complicada y bastante difícil de explicar si no fuera por la política. El vicepresidente del Banco Nación, Matias Tombolini, afirmó que la empresa no presentó propuesta alguna para cancelar la deuda que mantiene con el Banco Nación, que alcanza los $18 mil millones en créditos de prefinanciación de exportaciones.

Tombolini afirmó que la cerealera Vicentín “desde septiembre no paga un dólar”, y cuestionó que la empresa esgrima que el tipo de cambio la complicó pese a que “tuvo récord de ventas el año pasado”.

Frente a esa situación y a las relaciones amigables que la empresa mantuvo con el gobierno macrista, Vicentín dio a conocer un comunicado.

El comunicado detalla los factores por los cuales la empresa atraviesa una gran crisis financiera y se defiende de varias acusaciones.

El documento sostiene, en un primer apartado, que, “la crisis financiera que atraviesa Vicentín es consecuencia de una serie de factores”:

“La situación económica nacional, que comenzó a deteriorarse a partir de la crisis financiera del 2018, se agravó con la incertidumbre política del 2019 e imposibilitó la renovación de líneas de crédito. El retiro de los depósitos en dólares de los bancos locales y el tradicional estancamiento de nuevas financiaciones del exterior afectaron nuestras líneas de crédito. Los productores aceleraron las ventas de sus stocks frente a expectativas de alzas de retenciones, lo cual significó la desaparición del crédito comercial”, explicó la empresa en el comunicado.

“Nuestra deuda no fugó del país, sino que está invertida en bienes productivos”, se defendió Vicentín.

Y aclaró que la empresa está trabajando en “explorar distintos caminos de salida de su situación, priorizando la puesta en funcionamiento nuevamente de sus activos, que permitirá mantener las fuentes de trabajo y refinanciar los pasivos de manera razonable. La época del año y las incertidumbres propias de todo cambio de Gobierno, ralentizan los procesos, pero estamos encaminados a una solución”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...