El asesinato del general iraní pone al mundo -y a la Argentina- en alerta máximo

El asesinato del general iraní pone al mundo -y a la Argentina- en alerta máximo

Este magnicidio sin base jurídica le abre otra puerta al vale todo. Las reacciones en el mundo. Cómo continúa algo que cada vez involucra a más actores. ¿Y la ONU?


La Argentina si bien no forma parte de Medio Oriente no es un país más cuando de Estados Unidos e Irán se habla. El asesinato anoche del general persa Qassem Soleimani pone en alerta rojo a la región directamente involucrada pero a su vez genera zozobra en todo el mundo a partir de las ramificaciones que la fuerza agredida posee a través de todo el mundo. En los últimos 30 años, dos atentados de dudosa investigación, un memorando inentendible, la convivencia de todos los servicios y milicias en la Triple Frontera y la muerte de un fiscal en Puerto Madero pone a la Argentina en el medio quizás de la relación más conflictiva en el mundo de hoy de la que no es ajena por supuesto el estado de Israel. 

Como si no tuviéramos problemas internos, este atentado, casi un magnicidio, pone en jaque a toda la estructura de seguridad de nuestro país y de la región toda. El mundo -mientras sube el petróleo alrededor de cuatro dólares hasta ahora y el Pacto Nuclear se muere de un paro cardíaco- sólo habla de cuál va a ser el nivel de represalia y quiénes estarán involucrados en algo que ya empezó pero no se sabe ni cuando ni donde termina.

Un párrafo aparte para la ONU y la vigencia de sus potestades en el mundo de hoy. ¿Sirve para algo la ONU o ya habría que replantearla?. 

Trump

El presidente de EE.UU., Donald Trump, a través de su cuenta personal de Twitter comentó en la mañana de este 3 de enero que «Irán nunca ha ganado una guerra pero jamás ha perdido una negociación».

El tuit viene  después de que EE.UU. realizara un ataque aéreo en Bagdad (Irak) «bajo la dirección» del mandatario estadounidense, acción que acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani.

Qué pasó con Qassem Soleimani.

El líder de los Quds iraníes fue asesinado por tres misiles lanzados hacia el convoy que compartía con otros altos dirigentes por varios drones  estadounidenses a la salida del aeropuerto de Bagdad.

Soleimani era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

Varios expertos consideran que Soleimani fue la segunda persona más poderosa en Irán, tras el líder supremo, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí y tenía hasta más influencia que el presidente Hasán Rohaní, según Guardian.

Además, en 2019 el general entró en la lista ‘Global Thinkers’ (‘Pensadores Globales‘, en inglés) en la sección ‘Defensa y Seguridad’, elaborada por la revista Foreign Policy. «Qassem Soleimani ha dirigido los esfuerzos militares encubiertos de Irán durante dos décadas, pero su papel nunca fue mayor de lo que es hoy», relató la revista que también recordó que Soleiman había participado «en todas partes donde Irán está activo, desde Yemen hasta Irak y Siria».

El ataque hace temer represalias de Teherán y redobla la ya alta tensión con Washington en Irak, donde el pasado martes decenas de manifestantes proiraníes atacaron la embajada estadounidense. La multitud rompió el muro exterior al grito de “¡Muerte a Estados Unidos!”, en respuesta a la ofensiva llevada a cabo por las fuerzas norteamericanas el pasado domingo, que dejó al menos 25 muertos en cinco bombardeos en la frontera entre Irak y Siria contra posiciones de las brigadas de Hezbolá, en represalia por la muerte de un contratista de EE UU el pasado viernes, en otro ataque del que Washington acusa a la milicia proiraní. Este viernes, la Embajada estadounidense en Bagdad ha recomendado a sus ciudadanos «salir inmediatamente» del país.

La posición de Irán

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó los ataques de EE.UU. de «acto de terrorismo internacional» y ha advertido de que esta acción «extremadamente peligrosa» tendrá sus consecuencias para EE.UU. Además, desde Teherán advirtió de que «el martirio de Soleimani» será vengado.

El líder supremo de Irán, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, ha nombrado al general de brigada Esmail Ghaani como comandante de la Fuerza Quds, unidad de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán, después de que el antiguo jefe de esta división fuera asesainado en un ataque con misiles, perpetrado por EE.UU. este 2 de enero en Bagdad (Irak).

Asimismo, el líder supremo de Irán, Alí Hoseiní Jameneí, prometió que a los «criminales» que mataron a Soleimani les espera una dura venganza.

«Todos los enemigos deben saber que la resistencia continuará con una doble motivación y que una victoria definitiva espera a los combatientes en la guerra santa», indicó Jameneí y anunció tres días de duelo nacional.

La posición de Irak

El primer ministro interino del gobierno de Irak, Adil Abdul Mahdi, dijo que la operación bélica de USA para asesinar a Qassem Soleimani fue una «violación flagrante de la soberanía iraquí» y un insulto a la dignidad de su país.

Mahdi hizo hincapié en que USA ha violado los términos en los cuales las tropas estadounidenses pueden permanecer en Irak (sólo para entrenar a las tropas iraquíes y luchar contra la organización yihadista Estado Islámico o ISIS).

Mahdi agregó que el asesinato puede desencadenar una gran escalada de violencia y resultar en «una guerra devastadora en Irak» que se extenderá a la región.

La posición de Estados Unidos

EEUU sigue dispuesto a trabajar por la distensión con Irán, a pesar del ataque aéreo en Irak ordenado por el presidente Donald Trump en el que fue asesinado el comandante de la Fuerza Quds iraní, general Qasem Soleimani, dijo el secretario de Estado (canciller) estadounidense, Mike Pompeo.

«Discutí con [el secretario de Estado británico para Relaciones Exteriores] Dominic Raab la reciente decisión de tomar una acción defensiva para eliminar a Qasem Soleimani. Agradecido de que nuestros aliados reconozcan las continuas amenazas agresivas de la Fuerza Quds iraní. EEUU sigue comprometido con la distensión», publicó Pompeo en su cuenta de la red social Twitter.

Además, el secretario de Estado estadounidense aseguró que el operativo en Irak que acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds iraní permitió frenar un «ataque inminente» contra intereses estadounidenses.

«Queremos que el mundo entienda que había un ataque inminente contra EEUU», dijo el funcionario a la cadena televisiva CNN, y aseguró que «el mundo es mucho más seguro hoy» tras la muerte de Soleimani. 

Por su parte, el ​Departamento de Estado (cancillería) de EEUU emitió una alerta de seguridad exhortando a los ciudadanos estadounidenses a que abandonen Irak cuanto antes debido al aumento de la tensión tras el asesinato de Qasem Soleimani.

La posición de Rusia

En ese contexto, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha declarado este viernes que tras este ataque de EE.UU. el mundo se enfrentó a «una nueva realidad».

«Ciertamente hoy nos hemos enfrentado a la muestra de una nueva realidad, es decir la eliminación de un representante del Gobierno de un Estado soberano, un funcionario público, sin una correlación de estas acciones con alguna base jurídica«, afirmó la vocera en el marco de una entrevista con el canal Rossiya 24.

Según Zajárova, se trata de «un hecho extremadamente importante, que lleva la situación en un plano completamente distinto«.

Zajárova opinó que el ataque realizado por Washington será abordado en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, que se celebrará este viernes en Nueva York.

Asimismo, la portavoz de la Cancillería rusa precisó en un posteo en su Facebook que «aparte de la escalada de la tensión en la región, que inevitablemente golpeará a millones de personas, esto [el ataque de EE.UU.] no llevará a nada».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...