Cornejo también desdobla, abriendo paso a la rebelión radical

Cornejo también desdobla, abriendo paso a la rebelión radical

En Mendoza se hizo público el malestar de los radicales, que no quieren quedar presos de la caída de la imagen de Macri. Las razones ciertas.


Las apelaciones que emite la Casa Rosada para que sus gobernadores unifiquen las elecciones presidenciales con las provinciales vienen cayendo en saco roto con respecto a sus aliados radicales.

Finalmente, en Mendoza, habrá elecciones presidenciales en la fecha que decida la Casa Rosada, pero los comicios provinciales se realizarán el 29 de septiembre, precedidas por las Primarias Abiertas, Simultáneas Obligatorias, que se harán el 9 de junio.

El mismo camino se dispone a seguir el gobernador jujeño Gerardo Morales, de no mediar alguna gestión desesperada de último momento.

De esta manera, los únicos distritos que seguirían el consejo -a esta hora devenido en un ruego- visten el color amarillo puro: son la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

El gobernador mendocino justificó, en este sentido, que “son fechas estipuladas por la ley provincial”, que no autoriza la coincidencia de las fechas provinciales y nacionales.

Diplomático, el mandatario expresó que “para evitar especulaciones de todo tipo, he conversado con el Presidente de la Nación acerca del calendario electoral y me alentó a esta elección cumpliendo la ley y rescatando la constitucionalidad de Mendoza por encima de todo”, dijo hoy Cornejo.

En la sede gubernamental de la calle Balcarce le bajaron el tono a la controversia. Allí, un vocero en “off” destacó que Macri está “de acuerdo” con Cornejo y que “es una buena noticia llegar a los comicios con un triunfo en esa provincia” cuyana y que “nos sirve a todos”.

En realidad, Cornejo escuchó con más atención el pedido de sus intendentes que el de sus aliados del Pro, habida cuenta de que los mendocinos están buscando retener los distritos municipales que hoy están en su poder y, para matar dos pájaros de un tiro, cerrarle el paso a las ambiciones del jefe comunal Pro de Luján de Cuyo, Omar de Marchi, que quiere suceder a Cornejo, que es uno de los pocos gobernadores que no tiene reelección por mandato de la Constitución provincial.

Cornejo, bastante molesto por la irrupción de De Marchi, impulsa al intendente de la capital, Rodolfo Suárez, para sucederlo, dejando de lado su intención inicial de promocionar a su ministro de Economía, Martín Kerchner, que iría a pelear la intendencia de Luján de Cuyo, hoy en manos del “enemigo íntimo”, Omar de Marchi.

Pero existe otra razón para los mendocinos. Si bien en esa provincia Macri tiene una buena imagen, Cornejo lo supera en ese rubro y por eso los jefes territoriales le exigieron al mandatario provincial aprovechar esa circunstancia para expandir sus posibilidades electorales.

Ya hay nueve provincias que eligieron el desdoblamiento de sus elecciones: Santa Fe, La Pampa, San Juan, Chubut, Entre Ríos, Córdoba, Neuquén, San Luis y Río Negro. Solamente Formosa y Santa Cruz evitarían desdoblar, además de provincia y ciudad de Buenos Aires, hasta ahora.

Por el contrario, a las nueve provincias mencionadas, se sumarían en el desdoblamiento Chaco, Misiones y Tucumán, entre otras. De las restantes, se sabe hasta ahora que Tierra del Fuego y La Rioja se sumarían a la separación de los comicios nacionales y provinciales, mientras que aún no anunciaron su decisión definitiva los mandatarios de Salta y Catamarca.

Las provincias de Santiago del Estero y Corrientes no elegirán gobernadores hasta 2021, por lo que sus legisladores provinciales y nacionales serán los protagonistas de los comicios próximos.

Las elecciones nacionales, por otra parte, se celebrarán el 27 de octubre mientras que las PASO serán el 11 de agosto.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...