Amado Boudou fue el protagonista de la cita del Grupo Oleiros

Amado Boudou fue el protagonista de la cita del Grupo Oleiros

El exvicepresidente reconoció que sus causas judiciales se encuentran en situación "desastrosa" y entregó definiciones políticas.


El Grupo Oleiros convocó a su tercera reunión con precandidatos y referentes del movimiento nacional en el Refugio de Oleiros, el restaurante gallego que le da nombre al colectivo, situado en Piedras 848, en el histórico barrio de San Telmo.

En esta ocasión el invitado fue el exvicepresidente Amado Boudou, que desgranó en una charla con periodistas y militantes su análisis de la realidad y hasta de su propia situación judicial. Los anteriores invitados fueron Felipe Solá y Alberto Rodríguez Saá y el próximo será, el 27 de febrero próximo, Agustín Rossi.

En una breve conversación sostenida momentos antes de que comenzara su intercambio con el público, Noticias Urbanas inquirió al exvicepresidente acerca de la marcha de las causas, una situación que éste calificó como “desastrosa”, aunque sin dejar de cuestionar un fallo adverso, al que consideró como “vergonzoso”, en referencia a la causa Ciccone, por la que fue condenado el siete de agosto de 2018 a una pena de cinco años y diez meses de prisión.

En su intercambio con los comensales de Oleiros -servidos con un poderoso arroz con mariscos o pollo, según las preferencias- Boudou abrió el fuego considerando en primer término que en las elecciones de fin de año, “Macri no puede ganar” y puntualizó que “en primera vuelta logra apenas el 33 por ciento, que es su techo. No pasa de allí en casi ninguna encuesta”.

Desgranando las razones de su afirmación, el exfuncionario declaró que el actual presidente “ha agredido a quienes lo votaron. Los trabajadores, los jubilados, los trabajadores de la educación y la clase media en general ya se dieron cuenta de que les mintió y esa convicción lo va a condenar“, cerró.

A continuación, Boudou se refirió a los tópicos que deben regir la campaña que se encuentra a punto de comenzar. “No se debe agredir a los votantes de Macri -advirtió-, no tenemos derecho a hacerlo. Tampoco debemos pedir el voto a los argentinos basándonos en lo que hicimos en el pasado. Debemos construir un nuevo proyecto político y ésa debe ser nuestra base”.

En este sentido, el extitular de la ANSeS aseguró que “la unidad no se puede armar alrededor de los nombres. Se debe construir en base a un programa, a un conjunto de ideas“.

En cuanto a lo que llegaría tras un eventual triunfo, Boudou sostuvo que “hay que gobernar, no administrar. Porque sólo gobernando se consolida el poder popular. Dicho esto, podemos considerar que el éxito del neoliberalismo es convencer a los políticos de que no deben hacer política. El otro gran éxito es que las demandas son sectoriales y que no existen demandas que nos convocan a todos, es decir, que no hay Patria”.

Seguidamente, Boudou advirtió que “el neoliberalismo opera dentro de un marco teórico que contiene tres tópicos muy peligrosos. El primero es la incorporación vacía de tecnología, que destruye miles de puestos de trabajo. El segundo es institucional, ya que el sector financiero internacional reemplazó a los gobiernos democráticos en la toma de decisiones, con las desastrosas consecuencia que vemos y sufrimos todos los días. El tercer factor es el humanismo, porque la religión de hoy se llama economía, que no es en este caso una ciencia, sino una serie de conceptos vacíos, que se imponen a través del sentido común. En esta línea, muchos gobiernos se limitan a administrar, sin tocar intereses ni modificar la realidad, tarea que queda en manos de los organismos internacionales y los multilaterales de crédito, como el FMI. Por eso, en octubre se juegan mucho más que cuatro años“.

“En el terreno de la preeminencia del sector financiero internacional, hasta los gobiernos de la izquierda europea compraron esta realidad, no hay más que ver al Partido Socialista Obrero Español, al Partido Socialista francés, al Partido Laborista inglés y hasta al Partido Comunista italiano, que implementaron en sus países políticas de ajuste más eficientes que las de los partidos de derecha”, lamentó Boudou.

“En este marco, en los medios se habla de crisis cuando afecta a los bancos, pero no consideran una crisis cuando ésta afecta a los pueblos. Entonces hablan de la racionalidad, de lo aceptable y de la moderación y este discurso le abre paso a la derecha”, exclamó, alarmado.

Luego, el exvicepresidente reclamó que “nosotros, por el contrario, tenemos que tomar otras medidas, entre las que no habría que descartar la estatización de las empresas de servicios públicos, que por estos días cumplen un papel lamentable. Con propuestas como éstas se puede armar la unidad del Pueblo, que incluya a todos los agredidos por este gobierno”.

Refiriéndose a las medidas que más impacto tuvieron sobre las magras jubilaciones que perciben los abuelos, Boudou expresó que “el sistema jubilatorio lo moldearon Néstor Kirchner y Cristina, que implementaron la moratoria jubilatoria. Luego llegó Macri y la quitó y armó una ‘reparación histórica’ que fue contra las mujeres y los más ancianos y sirvió sólo para encubrir el blanqueo de capitales al que ingresó ilegalmente el hermano del presidente“.

El extitular del Senado se mostró preocupado además -como muchos otros argentinos- por los problemas que deberá encarar el próximo gobierno, entre los que incluyó a “las jubilaciones y la deuda externa. Habrá que implementar un shock distributivo desde el primer día, porque Cambiemos les quitó a los jubilados y a los trabajadores un 13 por ciento por año. Además, en diciembre pasado Mauricio Macri le quitó 86 mil millones a la ANSeS y después la gobernadora María Eugenia Vidal le tomó otros 25 mil millones más. Con esos fondos se debería haber armado un banco de inversión para los privados y un banco cooperativo para el sector social”.

En el futuro, según el planteo de Boudou, que fue el artífice de la creación del Fondo de Garantías de Sustentabilidad “nuestro gobierno tiene que crear trabajo para 40 millones de argentinos y evitar una campaña a cara de perro. Por el contrario, debemos ser artífices de la alegría y el amor”.

En la ronda de preguntas, el extitular de la ANSeS se mostró partidario de “reducir la utilización del dólar como moneda de intercambio”, a la vez que abogó por “el control del flujo de capitales” y definió que “el costo laboral es una mentira, ¿qué más pretenden llevarse?”, se preguntó.

Finalmente, Boudou entregó una definición que sonó como música para los oídos de “su” público: “el feminismo es una de las grandes noticias de esta época“, definió, arrancando el aplauso fervoroso de la platea femenina y también de la masculina.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...