Bolsonaro lo invitó a Macri a diferenciarse de gobiernos anteriores

Bolsonaro lo invitó a Macri a diferenciarse de gobiernos anteriores

El nuevo presidente brasileño inauguró su gestión invitando a Macri a compartir un camino político y aumentó menos de lo estipulado los sueldos mínimos.


El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió, este martes, en la Catedral Metropolitana de Brasilia la banda presidencial de parte de Michel Temer, que finalizó su mandato. Luego de su discurso en el Parlamento, el mandatario le habló a los presentes que se acercaron a ver la ceremonia y remarcó su promesa de terminar con el socialismo y con “la ideología que defiende criminales e incrimina policías”.

De la misma forma, agradeció a través de las redes sociales el saludo del presidente argentino, Mauricio Macri, invitándolo a caminar juntos:

“Gracias por sus palabras, Presidente. Sin duda Brasil y Argentina van a caminar juntos en direcciones diferentes a las pasadas por los últimos gobiernos. ¡Un gran abrazo!”, dice el tuit del nuevo mandatario brasileño.

Asimismo, inauguró su mandato con la firma de un decreto en el que fijó el salario mínimo de los trabajadores del país en los 998 reales (unos 257,5 dólares) para 2019, lo que supone un aumento del 4,61 % (menos de lo estipulado por el anterior Gobierno) con respecto al año pasado.
En números absolutos, el valor supera en 44 reales (11,3 dólares) los 954 reales (hoy unos 246,1 dólares) de sueldo mínimo que decretó para 2018 el entonces mandatario Michel Temer, quien este martes entregó la banda presidencial a Bolsonaro.
No obstante, la cifra es inferior a los 1.006 reales (259,6 dólares) calculados por el Gobierno saliente y recogidos en los presupuestos de 2019.
Ceremonia de asunción
Acompañado por su esposa Michelle, que también dio un discurso previo al de su marido en el que se expresó en lenguaje de señas, y el vicepresidente Hamilton Mourao, Bolsonaro manifestó: “Este día es el día en el que el pueblo empezó liberarse del socialismo. Gracias a ustedes logramos un gobierno sin acuerdos ni politiquerías. Los intereses brasileños están en primer lugar. Los privilegios y las ventajas deben terminar”.

Además, sobre el final de su discurso, dijo que la bandera de Brasil nunca va a ser roja (por el comunismo).

“Sólo será roja si es necesario que nuestra sangre la mantenga verde y amarilla”, sostuvo. Jair Bolsonaro asumió prometiendo combatir la ideología de género “Este momento no tiene precio, servir a la patria como jefe del Ejecutivo, eso solo es posible porque Dios preservó mi vida y ustedes creyeron en mí”, dijo.

En esa línea, volvió a destacar su promesa de combatir la inseguridad en Brasil: “Vamos a apoyar al que trabaja y produce. Nuestra preocupación es la seguridad con las personas de bien. Es urgente terminar con la ideología que defiende criminales e incrimina policías que llevó a Brasil a vivir el aumento de violencia del crimen organizado que destruye familias. Queremos asegurar el derecho de la propiedad y de legitima defensa”.

“Estoy acá para comprometerme con el deseo de cambio. Vamos a hacer la transformación que el país necesita. Tenemos una gran nación a reconstruir”, expresó, y además, destacó que fue electo “con la campaña más barata de la historia”. Y finalmente cerro con su frase Brasil por encima de todos, Dios por encima de todos.

“Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución brasileña” y “observar las leyes, por el bien del pueblo brasileño”, prometió el nuevo presidente de Brasil Jair Bolsonaro, quien tiró una de sus frases polémicas en el breve discurso, el primero de dos que dio durante la larga ceremonia de asunción. “Prometo combatir la ideología de género conservando nuestros valores”, dijo.

El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo, en el discurso de asunción ante el Congreso, que impulsará reformas estructurales para sanear las cuentas públicas, que se considera como una de las mayores amenazas para la economía del país, a la vez que habló de mantener la tradición judeo-cristiana y prometió luchar “contra la ideología de género”.

“Promoveremos reformas estructurales que serán importantes para la sustentabilidad de las cuentas públicas”, afirmó en el discurso de cerca de diez minutos que pronunció poco después de haber sido investido como presidente por los próximos cuatro años.

La ceremonia se realizó en el hemiciclo del Senado y  asistieron los presidentes de de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Perú, Martín Vizcarra; y Uruguay, Tabaré Vázquez. Por la Argentina, dio el presente el canciller Jorge Faurie, ya que Mauricio Macri se encuentra descansando en el sur de la Argentina.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...