Un testigo clave del caso Candela, grave tras un ataque

Un testigo clave del caso Candela, grave tras un ataque

En horas de la madrugada se registró una explosión en su casa y ahora el hombre está internado con más del 80 por ciento de su cuerpo quemado.


Uno de los testigos clave del denominado caso Candela, la nena de 11 años asesinada en agosto de 2011 en el partido bonaerense de Hurlingham, sufrió graves heridas al registrarse esta madrugada una fuerte explosión en su casa de Moreno, al oeste del Conurbano.

Un jefe policial informó a DyN que la víctima fue identificada como Roberto Arturo Aníbal, quien al momento del crimen de la menor era carnicero en un supermercado chino del barrio y declaró en la causa.

Según la fuente, no se descartaba «desde la deflagración por un escape de gas hasta la de un artefacto explosivo» en el hecho ocurrido entre las 2 y las 3 de hoy en una casa ubicada en la esquina de las calles Santos Dumont y Virgen de Luján, de la localidad de Villa Trujuy, que «quedó totalmente destruida».

El hombre tiene entre el 80 y 90 por ciento de su cuerpo quemado.

Carola Labrador, mamá de la pequeña, aseguró en declaraciones a Radio La Red: «Conozco a Aníbal, lo vi ayer».

«Todos los delincuentes están libres». «Sólo dos están adentro».

Consultada si hubo amenazas, Labrador informó: «Me mudé, pero sé que en el barrio hay todavía amenazas».

 

Qué se dice del tema...