Rossi en Oleiros: “Si ganamos por un punto nos van a hacer fraude”

Rossi en Oleiros: “Si ganamos por un punto nos van a hacer fraude”

Agustín Rossi fue el cuarto invitado a la habitual cena con periodistas y comunicadores de los candidatos peronistas del Grupo Oleiros.

El legislador santafesino fue invitado a exponer ante 80 periodistas y comunicadores.

El diputado santafesino Agustín Rossi fue este miércoles el invitado especial del Grupo Oleiros, que convoca periódicamente a un centenar de periodistas para entrevistar a los precandidatos peronistas a distintas responsabilidades cívicas.

El primer encuentro se realizó el 23 de noviembre de 2018 y el protagonista fue Felipe Solá. Luego fue el turno de la convocatoria al gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, concretada el 21 de diciembre último. La siguiente se produjo el siete de febrero último, con la presencia de Amado Boudou.

Rossi no tuvo ocasión de hacer ni siquiera una pausa en la noche del 27 de febrero. Ni bien se sentó a la mesa, los anfitriones Miguel Núñez y Rolando “Roli” Baró oficiaron la introducción, en la que el exvocero de Néstor Kirchner recordó que “hace dos días, Néstor hubiera cumplido 69 años”, mientras que Baró reclamaba la necesidad de “vencer a este gobierno de minorías”.

Rossi, rodeado por periodistas: Miguel Núñez, Horacio Ríos, Ricardo Morini, Santiago Magrone y Rolando Baró.

Luego, el diputado comenzó su alocución citando el discurso que ese mismo día había pronunciado Cristina Fernández de Kirchner -a la que inadvertidamente Rossi se refirió como candidata presidencial en algún momento de su discurso-, de quien dijo que “cuando Cristina habla, se hace escuchar”, en tono jocoso.

A continuación, el diputado expresó que “en Argentina no se puede garantizar la existencia del Estado de Derecho”, refiriéndose al caso D’Alessio. En ese sentido, evaluó que el fallo de procesamiento del nombrado por parte del juez Alejo Ramos Padilla es “escalofriante”, porque revela la existencia de “un aparato paraestatal de inteligencia especializado en plantar pruebas falsas y en conseguir réditos económicos. Lo peor es que ese mecanismo está relacionado con servicios de inteligencia de otros países, a los que les pasan información. Con estos datos se arman los carpetazos”.

El legislador señaló luego que la diputada Elisa Carrió “consume informes de los servicios de inteligencia, con los que arma causas judiciales. No sólo eso, D’Alessio suele visitar, cuando va a la Cámara de Diputados, a Carrió y a su colega Paula Olivetto. Lilita fue una de las impulsó la Ley del Arrepentido, que el Congreso le concedió, con un alto grado de estupidez”.

“Paralelamente -continuó- las denuncias que realizaron Carrió y Mariana Zuvic, son sólo conjeturas que luego se convirtieron en causas judiciales. Al mismo tiempo, sabemos que el juez Bonadío nunca va a apartar de ninguna causa a Stornelli, porque son socios. Contra todo eso estamos luchando. Por estas razones es que sostengo que hay que cerrar la AFI. Nosotros, lo mismo tenemos una secretaría de inteligencia estratégica en el Ministerio de Defensa y una secretaría de inteligencia criminal en el Ministerio de Seguridad“.

“El problema -señaló el exministro de Defensa- es que los agentes que trabajan hoy en la AFI se dedican a la extorsión y el apriete, por eso creo que se puede prescindir de ellos, porque los servicios de inteligencia hoy analizan la información pública y desde allí comienzan su tarea“.

Paralelamente, el legislador santafesino denunció que la Ley de Extinción de Dominio les otorga “un alto grado de capacidad de extorsión para los jueces y los fiscales”.

En cuanto a la conexión policial del caso D’Alessio, Rossi puntualizó que “uno de los comisarios detenidos, Ricardo Bogoliuk es el que habló con Nisman antes de que éste se suicidara. El otro, Aníbal Degastaldi, posee un despacho que está situado muy cerca del de la adjunta de la AFI, Silvia Majdalani“.

Sobre el Gobierno, Rossi expresó que “creemos que no hay posibilidades de que exista recuperación de la economía, por esta razón estamos a punto de entrar en un escenario de recesión económica terrible. Cambiemos pretende sólo controlar algunas variables macroeconómicas hasta que lleguen las PASO. Después verán”.

Sobre la campaña que se avecina, el expresidente del bloque del FPV en la cámara baja adelantó que “Cambiemos va a tratar de imponer en la agenda los temas de seguridad, en la que van a desnudar su tendencia punitivista y de mano dura y luego van a intentar culpar de sus problemas a la pesada herencia, a la vez que van a exponer una especie de mirada mágica, que resuelva lo que nunca resolvieron hasta ahora”.

Seguidamente, Rossi advirtió que “descreo de la teoría de los vasos comunicantes. No vamos a poder ganar la elección por los defectos de Cambiemos, sino a través del afecto que podamos construir con los argentinos. El 70 por ciento no quiere que siga este Gobierno, pero no todos piensan como nosotros sobre los 12 años del peronismo en el gobierno“.

El precandidato presidencial peronista planteó que en 2019 “tenemos que reformular un nuevo sueño, que incluya la utopía, la esperanza y una agenda de transparencia. Para esto, lo primero que hagamos debe ser entregarle a la oposición la Oficina Anticorrupción. Además, debemos construir una política para el sector agropecuario, justo cuando se cumplen diez años de la Resolución 125″.

Hablando a continuación del armado político futuro, Rossi planteó que “tenemos que ganar y gobernar con una coalición amplia y plural. La Argentina se aleja cada vez más de los partidos hegemónicos y opta por coaliciones, por lo que vamos a necesitar de escenarios de coalición, porque el grado de adversidad económica y financiera es enorme. Para peor, si ganamos las PASO, habrá corrida cambiaria y se va a plantear un escenario horrible. Tengamos en cuenta que Néstor Kirchner le pagó 10.000 millones de dólares al FMI para sacárselo de encima, pero la deuda hoy es de 54 mil millones, razón por la cual la próxima etapa no es para agudizar las divisiones con la oposición”.

La convocatoria del Grupo Oleiros atrajo a gran cantidad de periodistas de medios independientes.

La siguiente fue una advertencia del precandidato del peronismo. “Hay que ganar esta elección, pero hay que ganarla con holgura, porque si ganamos por un punto nos van a hacer fraude. Por eso, va a haber que hacer concesiones para lograr la unidad, porque vamos a hacerla con compañeros que no nos gustan, pero menos nos gusta la foto de Macri ganador en 2019″.

Respondiendo acerca del rol del movimiento obrero, Rossi se mostró pragmático. “En la Comisión de Acción Política del peronismo (CAP), de la que formo parte, está representada casi la totalidad del Movimiento Obrero. Están Antonio Caló, Héctor Daer, Hugo Yasky y Hugo Moyano, entre otros. Pensemos que, además de la propia importancia de los trabajadores organizados, existen unos diez millones de trabajadores en relación de dependencia y con 13 millones de votos se gana una elección. Si nos acompañan mayoritariamente, podemos ganar en esta ocasión, como no ocurrió en 2015. Para reconstruir la Argentina, además, vamos a necesitar el acompañamiento de los trabajadores, por lo que allí tenemos que ir”.

Sobre las medidas económicas que deberá tomar el próximo gobierno -si la victoria le sonríe al peronismo- Rossi planteó que “hay que recomponer los ingresos de los argentinos, derogar la reforma previsional e implementar una política de sustitución de importaciones”.

Uno de los temas sensibles del futuro político es la Ley de Medios, que fue derogada por decreto por el Gobierno de Cambiemos y sobre ese tópico no podía faltar una definición al respecto, siendo la cita en Oleiros una conferencia con casi un centenar de periodistas.

“Creo que lo tenemos que ver. Lo peor no fue la caída de la Ley de Medios, sino que nos quedamos sin medios que eran voces distintas. Sabemos que no es posible un Clarín nacional y popular, entonces tenemos que definir cómo son las característica de los medios nacionales y populares. Así, tenemos que ir a la experiencia de los medios cooperativos, porque en nuestro país hay un movimiento cooperativo fuerte. Sin ir más lejos, el banco Credicoop sobrevivió en la jaula de los leones durante muchos años“.

Además, expresó el candidato que “las empresas ponen plata en los medios proempresas, por lo que otros sectores de la sociedad tiene que tener otras voces que los representen“.

Apelando a la mística, Rossi declaró que “el lugar en el que somos invencibles es la calle, por eso necesitamos un millón de militantes que salgan por su cuenta, no sólo 100 mil cuadros. En 2015 perdimos porque no nos votó la gente de al lado, por lo que tenemos que convencer cada uno de nosotros a una persona cada mes. Para ganar tenemos que horizontalizar nuestro orgullo, hablar con los que se quedan en la banquina. Allí tenemos que parar a convencerlos”.

Preguntado sobre cómo evitar el fraude y si el peronismo está preparado para ello, el legislador santafesino respondió que “hoy, en la reunión de la CAP empezamos a plantear estos temas. Existen tres decretos que nos preocupan, específicos para los que residen en el exterior, para los presos y para las fuerzas de seguridad, que votarán antes. Vamos a impugnar ante la justicia estas medidas, porque reforman el Código Electoral, lo que sólo se puede hacer por ley“.

Hablando luego del tema de la geopolítica, Rossi planteó que “en 2019 hay elecciones en Argentina, Bolivia y Uruguay y la importancia del resultado en nuestro país puede modificar la realidad de Latinoamérica, tal como pasó anteriormente“.

Luego preguntó “la vieja de la tribu”, como se autodefinió la periodista Stella Calloni, presente en el encuentro, que advirtió que “Estados Unidos va a hacer algo para que no gane el peronismo”, a causa de que “América Latina es la gran fuente de recursos para EEUU” y que por ello va a ser necesario “defender el triunfo”.

Stella Calloni, “la vieja de la tribu”, con Gabriel Fuks y Jorge Coscia.

Rossi respondió a este requerimiento que “somos los herederos de un presidente que le dijo ‘No al ALCA’ y que fue además el primer secretario general de UNASUR. Por el contrario, hoy Bolsonaro le entrega Embraer a la Lockhead, pero resguardó la fabricación de aviones de guerra. Sabemos a lo que nos enfrentamos ahora, a 14 años del ‘No al ALCA'”.

A continuación, siempre en el tema de la política exterior, Rossi abogó por la preeminencia de las relaciones Sur-Sur y con el emergente continente africano.

Finalmente, el precandidato dejó planteada una ecuación gramsciana, al bosquejar una alternativa esbozada por el teórico político italiano, que dijo que “un gobierno que debe ser de consenso pierde densidad ideológica“, anticipando el escenario que se le plantearía al peronismo ante un hipotético triunfo. “Debemos desarrollar una política reivindicativa de nuestra identidad”, remató.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...