Legislativas: la izquierda promete golpear “con un solo puño”

Legislativas: la izquierda promete golpear “con un solo puño”

Los partidos de izquierda presentaron sus candidatos para la Ciudad y la Provincia. Este año prometen saldar el mayor reclamo que recae sobre ellos: llegar fragmentados a las PASO.


Ni con la derecha, ni con el kirchnerimo, ni con Roberto Baradel, y ni siquiera con la CGT. Con ninguna estructura política o sindical promete casarse la izquierda que comprendió, luego de pagar altos costos eleccionarios, que llegar a agosto fragmentados sería un error difícil de perdonar.

El pasado viernes, el MST y Nuevo MAS presentaron no sólo sus candidatos para las elecciones legislativas en la Ciudad y en Provincia, sino también su nuevo frente para todos los “trabajadores, jóvenes y mujeres”: Izquierda al Frente por el Socialismo.

Se trata de un frente unificado cuyas propuestas fueron definidas como “anticapitalistas, socialistas, feministas y ecosocialistas” que una a toda la “izquierda y al clasismo” para golpear estas elecciones “con un solo puño”. Asimismo, dejan la puerta abierta y llaman a más unidad: “Hasta el último día vamos a seguir llamando a otras las expresiones de izquierda a que nos unamos. Queremos que la izquierda deje de ser testimonial y empiece a transitar en un camino que plantee la posibilidad real de ser opción de gobierno”, expuso Alejandro Bodart, referente del MST, afirmando así que este frente también mira hacia las elecciones ejecutivas del 2019.

“Sólo la unidad le permitirá a este embrión que está surgiendo a enfrentar a las ofensivas patronales y a entender que el capitalismo no es la única alternativa. Hay otro mundo posible, y ese mundo se llama socialismo”, completó Bodart.

Por su parte, Manuela Castañeira, referente de Nuevo MAS, se tomó un tiempo para aclarar que Izquierda al Frente no irá sólo como oposición a Cambiemos, sino que los sectores de trabajadores “no están dispuestos a caer de vuelta en falsas representaciones como el kirchnerismo, que en 12 años de gobierno y con mucho discurso progresista no resolvió los grandes problemas de los trabajadores, de la juventud y mucho menos de las mujeres”.

“Es por eso que queremos presentar una alternativa inclusiva y les propongo no seguir a ninguna variante empresaria ni ningún sector de los partidos tradicionales, que les proponen que sean la columna vertebral de sus propuestas pero nunca la cabeza”, completó la dirigente en concordancia con lo que expresó su compañero de fórmula Bodart: “Este nuevo frente es la unidad de dos organizaciones que en la última contienda electoral fuimos separados. Pero que hoy consideramos un triunfo haber logrado esta unidad que tiene un objetivo: ir por más unidad”.

Por su parte, Vilma Ripoll (MST), quien fue recibida con exacerbados aplausos y silbidos, expresó: “Nos han gobernado todos los partidos de este sistema: PJ, UCR, Macri, todos. Por eso, éste es un llamado a los jóvenes, trabajadores, y en especial a todas las mujeres que están haciendo vanguardia en la lucha por sus derechos”.

Así, ambas mujeres coincidieron en que la Provincia de Buenos Aires es la “la pelea de las peleas” y un punto estratégico para la izquierda, de manera que podrán también contrarrestar las medidas de la “vedette de Cambiemos” (por María Eugenia Vidal) que vayan en contra de los intereses de los trabajadores.

 

Propuestas, en palabras concretas

Bajo el objetivo final de “reinstalar el socialismo”, se proponen unirse para entender, y hacer entender, que el capitalismo no es la única opción de sistema a implementar.

Izquierda al FrenteDe esta manera, con un fuerte apoyo a “cada una de las luchas contra la burocracia”, la lucha feminista y, desde ya, del sector obrero, proponen “no conformarse con las propuestas” del “triunvirato de traidores” (por la CGT) y “los demás que tranzan con el Gobierno”.

En concreto, proponen el 35 por ciento de aumento en los salarios de todos los trabajadores y trabajadoras; la prohibición de los despidos y suspensiones; el aborto legal, seguro y gratuito; además de defender la salud y educación pública aumentando su presupuesto.

Prometen, además, no hacer una campaña con slogans “vacíos”, sino demostrar que hay dinero para un plan de obras públicas que ayude a terminar con la desocupación. Para esto, sería necesario dejar de pagar la deuda y recuperar las empresas privatizadas, es decir, “poner toda la riqueza del país al servicio del conjunto”.

Como vía de ejecución, se plantean aumentar la cantidad de concejales, diputados y legisladores en cada distrito, pero aseguran también trabajar para algo mucho mayor, un cambio de fondo, “para lo que se necesita gobernar”.

Las dirigentes, líderes de las luchas feministas, hicieron hincapié en que será prioridad de este frente contar con el presupuesto para la ley contra la violencia de género. Además, proponen también un cambio cultural, de raíz: la separación de la Iglesia del Estado.

“Sin ponerse colorado este Gobierno le niega plata a los docentes de las escuelas públicas y le ha dado 26 mil millones de pesos a la educación religiosa, para que desde el púlpito de las iglesias y desde adentro de las aulas de éstas le enseñen a los pibes a sostener este sistema machista y patriarcal, que mata a una mujer cada 18 horas por violencia, que sufre por trata o muere por aborto clandestino. Por eso, esta es una declaración de guerra junto a las mujeres”, enfatizó Ripoll.

 

Unidos, pero no tanto

Si bien Izquierda al Frente llama a la adhesión y unidad de toda la izquierda en Provincia y Ciudad, este bloque sólo representa la unión de una parte de este sector. El otro, compuesto, en principio, por Nicolás del Caño y Myriam Bregman (FIT), quien logró 3,4 puntos en las elecciones ejecutivas de 2015, realizó su propia presentación de candidatos.

Candidatos de provincia de  Buenos AiresSe presentarán como precandidatos a diputados nacionales por Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, respectivamente, a propuesta del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). Asimismo, Christian Castillo fue señalado como precandidato en la Provincia de Buenos Aires.

Las propuestas entre ambos frentes resultaron similares. Bregman insistió en la lucha por los derechos de las mujeres y Del Caño, con los de los trabajadores en general.

“Los trabajadores tienen temor a perder sus empleos. Por eso, mientras somos parte de todas y cada una de las luchas, batallaremos por una solución integral al problema de la desocupación y la superexplotación: que se reduzca la jornada laboral a seis horas, cinco días a la semana, sin afectar el salario y con un mínimo que cubra la canasta familiar, para poder trabajar todos y que haya tiempo para el estudio y el esparcimiento. Es obsceno que haya más de un millón de jóvenes que no puedan estudiar ni trabajar. No lo podemos permitir”, expuso el precandidato.

 

Arde la interna del FIT

A raíz de la presentación de candidatos del Partido de Trabajadores Socialistas PTS, pertenecientes al FIT, junto al Partido Obrero y a la Izquierda Socialista (IS), el bloque encabezado por Jorge Altamira (PO), lanzó un comunicado contra el PTS por “avanzar en una disputa internista por candidaturas”.

Allí acusaron que “el anuncio es una decisión unilateral que perjudica al FIT” y recordaron que, previamente, en reunión de la mesa del FIT el PO mantuvo la postura de “acordar listas comunes”.

pts 2Sin embargo, la lucha contra gigantes como el PJ o la derecha requieren de una izquierda dispuesta a la unión y consolidación, por lo que estos bloques deberán rever sus estrategias sin caer el egos o caudillismos.

“Muchas veces se nos reclama a la izquierda porque vamos divididos a las elecciones, hoy hay un sector de la izquierda que se une para trabajar por más y más unidad”, expuso un Bodart que confía en que esto se logre antes de que termine el plazo para concretar las listas que se presentarán en las elecciones de octubre.

Te puede interesar

Que se dice del tema...