Nación | Politica

Cristina ya tendría la decisión tomada

Por Redacción Noticias Urbanas / 16 de febrero 2017

Facebook Twitter

La expresidenta decidiría lanzar su candidatura a diputada nacional por la Provincia en marzo. Los fundamentos de la jugada. La estrategia política para controlar la Cámara de Diputados.

Cristina analiza ser candidata a diputada por la Provincia

La figura de Cristina Fernández de Kirchner despierta odios y amores de similar intensidad. En política moverse entre extremos no es lo más conveniente, sin embargo la presencia de la expresidenta, tanto sea en las causas judiciales en las que esta mencionada como en el fervor que despierta en sus seguidores, sigue gravitando políticamente.

Noticias Urbanas habló con uno de los políticos kirchnernerista más cercano a Cristina sobre las elecciones legislativas. Y accedió a una información que puede cambiar la estrategia electoral de la mayoría de los espacios políticos.

“Cristina está analizando muy seriamente la posibilidad de lanzar su candidatura a diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires en marzo”, adelantó el político.

La jugada tiene varios fundamentos de peso. Ser candidata a senadora en la Provincia o en Santa Cruz es una movida peligrosa. Según el análisis previo, Cristina tiene más posibilidades de perder que de ganar la elección en ambos lados, sobre todo en Santa Cruz.

La candidatura a senadora tiene otra contra: en caso de ingresar a la Cámara Alta, Cristina estaría en un territorio hostil, ya que los senadores responden a los gobernadores de sus provincias, y en ese ámbito la influencia de la exmandataria sería insignificante. Y se encontraría con Miguel Ángel Pichetto, el verdadero mandamás del cuerpo, alguien sumamente hostil para la doctora Kirchner.

En cambio, si se postula para diputada, recibirá la ayuda de los intendentes que la apoyarán por la simple razón que necesitan conseguir la mayor cantidad de concejales y diputados provinciales propios.

Los 25 puntos que podría sacar Cristina ya convencerían a los intendentes para apoyarla. Más teniendo en cuenta que en el peronimo bonaerense no hay nadie, que por ahora ni hay alguna posibilidad que otro supere esa intención de voto.

De esa manera, intendentes kirchneristas como Verónica Magario (La Matanza), Ariel Sujarchuk (Escobar), Patricio Mussi (Berazategui) y Jorge Ferraresi (Avellaneda), entre otros, se encolumnarían rápidamente detrás de la candidatura de la expresidenta. Y otros grupos más críticos como Esmeralda se quedarían rengos ya que-sin Randazzo- no tienen candidato de arranque para la pulseada.

El Instituto Patria se convertiría en el comando de campaña de Cristina. Desde ese lugar se planificaría la estrategia electoral para la Provincia de Buenos Aires.

Además, hay otro dato que es crucial para entender la jugada que planifica Cristina a través de su candidatura a diputada nacional por la Provincia: la conformación de un bloque propio para convertirse en la figura más importante de la oposición en el Congreso. “No es lo mismo una conferencia de prensa conducida por Reclade que por crsitina con 30 tipo atrás” graficó la fuente a NU.

El bloque del Frente para la Victoria (FpV) a pesar de sus divisiones, sigue siendo un bloque importante, ya que tiene alrededor de 60 diputados. También se debe tener en cuenta el papel que puedan jugar los bloques que se conformaron luego de la división del FpV en caso de que Cristina haga una buena elección e ingrese a la Cámara Baja.

El Bloque Justicialista de Diego Bossio tiene 17 legisladores y el Peronismo para la Victoria tiene 6 legisladores.

Si Cristina hace una buena elección y logra meter una gran cantidad de diputados,   se `podría convertir en la jefa de un bloque grande e influyente, seguramente ya que una vez dentro de la Cámara sumará los apoyos del FpV y de posibles aliados que se distanciaron hace poco, pero que pueden volver al rebaño si los tiempos políticos cambian. 

La jugada no tendría proyección hacia el 2019, pero si le embarraría la cancha al Gobierno y a sus competidores internos del peronismo.

Además, su liderazgo se extendería -por lógica distrital- a la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

“Con una bancada que la obedezca, Cristina podría hacerle mucho daño al Gobierno nacional de Mauricio Macri. Se convertiría en el árbitro indiscutido del avance o retroceso de muchos proyectos de ley. Desde ese lugar su figura volvería a tener un poder de fuego que nadie se anima a pronosticar en que terminaría”, le dijo un diputado nacional del peronismo a Noticias Urbanas.

El tiempo pasa en las elecciones legislativas se acercan. La hora de la decisión de Cristina también. Y parece que esta es la que más le seduce.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...Loading...
Encuesta

¿Usted cree que el Gobierno es ajeno a la marcha del 1 de abril?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...