Una escuela recuperada hace tres años abrió sus puertas

Por Aldana Somoza / 08 de mayo 2017

Aldana Somoza

El lunes 8 de mayo abrió  sus puertas una escuela de nivel inicial en el barrio porteño de Parque Patricios, recuperada hace tres años por el Movimiento Popular La Dignidad, junto a otras organizaciones, familias y vecinos.  Será el Jardín de Infantes N° 14 del Distrito Escolar 5°, conocida por la comunidad como “Escuela Recuperada Carlos Fuentealba”, el nombre con el que en una asamblea se decidió designar a aquel edificio que estuvo abandonado durante 5 años.

Corría febrero de 2014 cuando estalló el conflicto por la falta de vacantes, a raíz de los resultados de la primera implementación del sistema de inscripción online que dejó a miles de niños y niñas de nivel inicial fuera del sistema educativo. El día 26 de ese mes, el Movimiento Popular La Dignidad, junto con vecinos y vecinas, decidieron iniciar la toma del edificio bajo la consigna “Ni pibes sin escuelas, ni escuelas sin pibes”, a la que se fueron sumando organizaciones, y el apoyo de sindicatos y legisladores.

“El edificio lo conocimos en 2013 por una auxiliar de portería de la escuela 25, que nos lo contó cuando vió el volante por la falta de vacantes, y ese dato nos quedó dando vueltas. Cuando en febrero estalla el conflicto por las vacantes pasamos a ver y era cierto, había un edificio abandonado, y ahí fue cuando dijimos que algo había que hacer. Entonces empezamos a hacer asambleas y espontáneamente salió la posibilidad de tomarla para recuperarla, abrir una escuela para el barrio.” Contó Damian, docente y militante del Movimiento Popular La Dignidad.

La toma de la escuela duró poco más de un mes, en el que se sucedieron múltiples festivales, clases públicas, jornadas de trabajo y demás actividades que ayudaron a visibilizar la lucha de la comunidad por la apertura de un jardín, inexistente hasta ayer en el barrio, en esta contradicción de que haya chicos y chicas sin escuelas y escuelas vacías. Al mismo tiempo se configuró el proyecto de ley de expropiación del inmueble, aprobado por unanimidad en la Legislatura Porteña el 3 de abril de ese mismo año, el cual contemplaba que el edificio funcionaría una escuela pública de nivel inicial, dado que los niños de 3 y 4 años fueron los más afectados por la falta de vacantes.

La obra tardó casi tres años y medio con varios parates y en paralelo recurrentes festivales y actividades que reclamaban su apertura y la falta de voluntad política para terminarla.

La falta de vacantes, sin embargo, sigue siendo un tema de agenda cada año en el inicio de clases: este año, el Ministerio de Educación reconoció la faltante de 11 mil vacantes en la ciudad de Buenos Aires. Este lunes serán 100 niños y niñas más de ese montón que ingresarán por primera vez al jardín “Esa lucha duró y va a seguir hasta que los pibes y los docentes entren a la escuela, porque nos quedan muchas más por abrir. Sabemos que los pibes de la Ciudad siguen sin vacantes y esa lucha es la que tenemos que seguir adelante. Como docentes y vecinos la seguimos dando, pero falta muchísimo”, reflexionó Lucila, también docente del MPLD “A quienes estuvimos ahí desde el primer dia hasta el último nos llena de orgullo. No es poca cosa recuperar una escuela en el barrio”.

Según la Auditoría General de la Ciudad, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volvió a subejecutar el presupuesto de infraestructura educativa, dato que se suma a los diversos informes relevados desde el inicio de la gestión del PRO en la ciudad en 2008 y demuestran la subejecución del presupuesto para esa área, que va desde un 30 hasta un 35% de dinero que no se usó para construir escuelas o refaccionarlas.

Damian desarrolla y explica que con ese  dinero que no se usó podrían haber construido 127 jardines y escuelas. Si calculamos 100 niños por escuela son más de 12 mil que estarían dentro del sistema educativo, es decir que solucionaría el problema de las vacantes. En cambio en la educación privada se ejecutó el 100% del presupuesto.

Los docentes que protagonizaron la recuperación de la Escuela Carlos Fuentealba acompañaron con emoción la apertura de la escuela, y resaltaron al mismo tiempo que hay muchas más para abrir, que las posibilidades están y lo que falta es voluntad política que garantice el acceso de todos los niños y niñas a una educación pública, gratuita y de calidad.

“Me acuerdo que en uno de los festivales decíamos que no íbamos a dejar de luchar hasta que los niños y niñas entren en sus escuelas de la mano de sus familias, con su delantal a cuadros y hoy ocurrió. Es una emoción tremenda. ” finalizó Damian.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...Loading...
Encuesta

¿Qué opina sobre el cupo de género en la Legislatura?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...